Del invierno a la primavera

Öztal

…Y entonces pasamos de disfrutar del último día de invierno al primero de primavera.

Ya que parecía que no íbamos a poder esquiar, decidimos volver poco a poco hacia Linz, parando por el camino en todos los pueblos que se pusieran en nuestro camino.

Comenzamos por el Valle de Ötz – Öztal. Aunque nos quedó la espinita de verlo en verano, con la cascada más larga del Tirol, el poblado de los Ötzi (una cultura de la edad de hielo que vivió en este valle) y todas las excursiones que promete, pudimos disfrutarlo un poco.

Öztal

Tras parar en alguno de los pueblos de camino y pasear un poco, decidimos acercarnos hasta la cascada de Stuibenfall. Como el tiempo no estaba muy estable, en vez del camino de uno 40minutos desde el parking cogimos una carretera que llevaba a un mirador. Subimos y subimos y subimos. Hasta que llegamos justo a la altura donde comenzaban las nubes. Justo ahí estaba el mirador. Se oía la cascada, pero no se veía nada. 20m más abajo no había niebla, pero no había ningún camino intermedio… otra vez será.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl1-001 copy

La siguiente parada fue Ötz, dicen que el pueblo más bonito del valle. Lo es, y es una delicia pasear por sus calles. Pero más aún servir la primavera vibrar. Hubo un momento en el que sólo se oían las ovejas, los riachuelos, las campanas de los pueblos y miles de pajaritos. Olor a flores, a hierba mojada y a chimenea… un momento de esos que quisieras congelar y llevar contigo…

Innsbruck
Ya de vuelta a la realidad, fue un placer redescubrir Innsbruck, capital del Tirol. Rodeado de montañas, tiene un casco antiguo precioso. Pero también mucha vida, bares y restaurantes modernos, muchísimas tiendas de diseño, mezcladas con las pastelerías y cafés tradicionales. Samu se quería quedar a vivir allí (hay un remonte para esquiar desde la propia ciudad) pero había que seguir el camino.

Innsbruck 2A tan sólo 8 kilómetros de Innsbruck está Hall. El descubrimiento del día. Un pueblo encantador donde cada callecita es preciosa, donde pasear mirando para arriba, sin poder parar de hacer fotos. Sus calles además esconden mucha historia: En el siglo XV era una ciudad muy rica gracias al oro y la plata, lo que se refleja en los edificios, tanto los públicos como el ayuntamiento o el castillo, como en los caserones casi ocultos en las callecitas del centro.

Hall in Tirol 3

El castillo fue además casa de la moneda durante más de 300 años, y aquí se acuñaron los primeros Thalers de plata, las monedas que darían origen al dólar.

Hall in Tirol

Hall in Tirol 2

Anuncios

Cerrando la temporada de esquí en Sölden

Teníamos pendiente contaros nuestro último fin de semana de nieve.

Cuando Samu organizó la temporada, se le fue un poco la mano y planificó una última escapada para un fin de semana largo a finales de abril. Así que nos fuimos a Sölden el 20 de abril, muy contentos porque según las previsiones estaban prácticamente todas las pistas abiertas. Se nos hacía un poco raro, ya que durante la semana anterior en el resto de Austria habíamos tenido un adelanto de primavera con temperaturas de casi 30°, pero allí que nos fuimos.

Tras toda la tarde del viernes lloviendo, por la noche se puso a nevar. Y nevó y nevó y nevó. Amanecimos el sábado con unos 20 cm de nieve en el valle, donde el día anterior no había ni gota. Y seguía nevando.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl copy

La estación estaba prácticamente cerrada, así que pasamos la mañana desayunando tranquilamente, descansando, paseando… y después de comer subimos un par de horas a ver si se podía esquiar algo. No se veía absolutamente nada. Y cuando digo nada es nada. Nos íbamos dejando resbalar despacito por un paquetón de nieve impresionante intentando encontrar el siguiente palo que delimitara las pistas… Al final, ya abajo casi en el valle se veía algo más y pudimos disfrutar un poco más, pero poca cosa.

Así que tuvimos que sacrificarnos y pasar el resto de la tarde en un spa. Han construído uno enorme y muy moderno en Lägenfeld a tan sólo 10km de Sölden. Pero con la estancia en el hotel teníamos entrada gratis al del pueblo, más pequeño, así que lo quisimos aprovechar. Y fue más que suficiente: piscina con chorritos varios, gran zona de saunas…

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl1 copy

El domingo hacía algo mejor tiempo, así que fuimos a esquiar a la zona de Obergurgl. Samu tenía muchas ganas, ya que estuvo el verano pasado un mes entero en un seminario en este pueblo, el más alto de todo Austria. Como estación está bien, aunque sin ser espectacular. Aún así pudimos disfrutar de un buen día de esquí con mucha nieve primavera, las pistas casi para nosotros solos y un tiempo más que aceptable.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl2 copy

Paseíto por el pueblo, muchas recuerdos de Samu, cervecita en una terraza al sol y de vuelta a Sölden, ya que Obergurgl estaba cerrando la temporada esa semana y no había prácticamente nada abierto.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl3 copy

Y que le vamos a hacer si tenemos que repetir spa y buscar la mejor pizzería de Sölden para cenar… que vida tan dura.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl4 copy

Y así, resignados pero contentos tras un buen día de nieve, terminamos nuestra temporada de esquí 2012-2013. Aunque el lunes seguíamos por allí, las estaciones casi no abrieron: las altas temperaturas y la mucha nieve caída el fin de semana hacían que hubiera mucho peligro de avalanchas, de manera que estaban casi todas las pistas cerradas.

Así que decidimos volver poco a poco a casa, parando en distintos pueblos del Tirol, disfrutando del comienzo de la primavera… pero mejor os lo cuento otro día.

Ischgl. Mucho más que fiesta

P1060680

Muchos nos habéis preguntado a ver que hacíamos en Semana Santa. Ah, ¿Pero tenéis dudas? Esquiar, por supuesto…

Aquí en Austria sólo es fiesta el lunes de Pascua, pero me cogí también el martes libre y nos fuimos cuatro días a Ischgl, en el Tirol, casi en la otra punta de Austria.

Samu lo había planeado hace un montón de tiempo, sin tener mucha idea de las estaciones de esquí de Austria. Cuando les comenté a compañeros y amigos que íbamos a Ischgl, las reacciones se dividían entre dos: “UUuhhhh, Ischl, que pijo…” y “Uuhhhhhh.. Party!!!” así que fuimos para allí con muchas ganas pero un poco asustados…

Resulta que Ischgl es una de las estaciones más caras de Austria, y además es famosa por su fiesta. No sólo de Après Schi, sino también la vida nocturna. En la propia página web de la estación, además de las pistas, puedes encontrar la información de todas las discotecas… Pacha incluído.

Pero una vez allí, Ischgl nos apasionó. De verdad. Mira que somos fácilmente impresionables y todo nos va bien (que modestos nosotros…). Pero como estación de esquí, fantástica. El precio, lo malo. Pagas la fama, el nombre. Pero al contrario de lo que pasa en otras (como Kaprun, que tenemos pendiente contaros) merece muchísimo la pena pagar un poco más.

130329 Ischgl3

El Forfait cuesta 47€, el alojamiento en el pueblo es muy caro y las comidas en pistas 2-4€ más caro cada plato que en otras estaciones.

Pero sus 238km de pistas, son imrpesionantes, de las cuales 132 son rojas. Y rojas de verdad. Largas, exigentes, con curvas y cambios de rasante algunas, empinadas y anchísimas otras. 48 pistas negras. También negras de verdad. Una de las más famosas, con un 70% de inclinación en su máxima pendiente. 20 “itinerarios” marcados. Lo que nos deja tan sólo 38 pistas azules.

No es una estación para principiantes. Salvo las pistas azules del centro de la estación, en general no son pistas para aprender. Son del nivel “yo esquío bien, pero no me atrevo a ir a las pistas rojas, déjame en las azules que me lo paso bien… “ (¿alquien se da por aludida?).

130329 Ischgl5

La pista más larga tiene 11km, y va desde el punto más alto de la estación a 2872m de altura hasta el propio pueblo, a 1400m. 25 minutos de bajada (a nuestro ritmo, bastante rápido y casi sin parar). El comienzo es negro y el resto rojo. Aquí no hay “caminos” azules que bajan dando un bonito paseo por el bosque. Aquí se viene a esquiar.

130329 Ischgl-001

O de fiesta. Ischgl también es famoso por sus conciertos en las pistas. El de fin de temporada cuenta siempre con artistas internacionales y reúne cada año a miles de asistentes en un gran concierto a 2300m de altura. Este año, Deep Purple (si, si, estos son nuevos, recién salido del horno). Nosotros coincidimos con el concierto de Pascua. Como hacía un tiempo estupendo y no conocíamos a los cantantes, tan sólo vimos el supermontaje, pensé en mudarme aquí a trabajar y escuchamos de lejos la música, que por supuesto, retumbaba por todo el valle.

130329 Ischgl

El sábado el tiempo no empezó mal de todo, pero ya para las 12 de la mañana no se veía nada de nada. Aunque la nieve estaba fenomenal, no podíamos disfrutar demasiado y encima nos mareábamos de no ver nada, así que nos retiramos pronto.

130329 Ischgl1

El domingo, de acuerdo con las previsiones, el tiempo era peor aún. Así que decidimos vaguear un rato más en la cama, prepararnos un super desayuno de fiesta (estábamos en un apartamento esta vez), descansar un rato más… y fuimos hacia las pistas sin prisa. Cuando llegamos, parecía que en el fondo del valle empezaba a clarear, aunque arriba no se veía nada. Pero ante nuestra sorpresa, se fue abriendo cada vez más y pudimos disfrutar de toda la tarde y ver, esta vez sí, todo lo que teníamos por delante, y hasta terminar el día con una cerveza y un vino caliente al sol en las pistas (niños, no hagáis esto en vuestras casas… o bajaréis las pistas rojas que quedan cayendoos varias veces por el camino… ups).

PANO_20130401_130117

El lunes… ni una sola nube. Uno de los cielos más azules que hemos visto nunca. Toda la estación por delante. Hasta reventar. No paramos ni a comer. Terminamos molidos. Y felices. Hubo un momento que encadenamos 6 pistas negras seguidas, una detrás de otra. No parábamos más que al subir en las telesillas. Yo personalmente acabé reventada, no podía ni hablar al final del día… que pasada. Tenía la sensación de haber esquiado más en un día que en el resto de mi vida…

130329 Ischgl2

Y el martes, aunque nos lo tomamos con más calma, el día salió buenísimo también. Aprovechamos para hacer la pista de 11km a primera hora, ya que a última está repleta de gente que baja de vuelta a casa y no se puede disfrutar. Y aprovechamos para repetir y explorar a fondo las pistas y las zonas que más nos habían gustado.

Como del pueblo se sube a un sólo punto, una especie de “plaza central” y de ahí mismo salen un montón de sillas y terminan un montón de pistas, se puede decir que el 70% de la gente se agolpa ahí. El resto de la estación estaba genial de gente a pesar de ser Semana Santa. Eso significa que las pistas no se estropean, y que como son tan anchas, puedes ir a tu ritmo sin casi cruzarte con gente.

130329 Ischgl6

Hoy os he soltado un buen rollo, pero es que lo hemos disfrutado muchísimo. Es con diferencia la estación que más nos ha gustado de las que conocemos de Austria. Por su dificultad. Por las instalaciones: casi todo son sillas, modernas. Como las distancias son grandes, no hay prácticamente remontes. Por la longitud de las pistas, son todas bastante largas. Por las vistas: está en el corazón de los Alpes, no es para menos. Por el tamaño: son 238 km de verdad; no hay pistas que bajen paralelas por la misma ladera, cada pista es distinta. Por sus fuera de pista: interminables laderas para bajar fuera de pista para los amantes del free style… ¿sigo? Porque puedo: una pista nocturna para trineos de 12km de logitud, espectáculos nocturnos de saltos y fuego, actividades durante toda la temporada…

Se me olvidaba otro dato curioso. Parte de la estación está en Suiza (que por cierto es la zona que más nos ha gustado para esquiar). Y las pistas que bajan hasta el pueblo se llaman “la ruta del contrabandista”, porque hay varias tiendas sin impuestos, y puedes volver cargado a Austria con alcohol, tabaco y perfumes a buen precio. Por supuesto hay limitación de cantidad, pero no vimos a nadie controlando…

130329 Ischgl4

Datos: Ischgl

– Km esquiables: 238 km de pistas. Además de laderas enteras en las que hacer fuera de pista
– Precio: 47€ (42,5€ si te alojas en el mismo pueblo)
– Comidas en pistas: caro, buena calidad. Hay tanto self-service como restaurantes de verdad (más caros aún) en todas las cabañas.
– Parking: gratuito exterior o cubierto de pago
– Tren o autobús: mala combinación
– Altura: 1400-2872m
– Dificultad: Media-alta. Pocas pistas para principiantes.
– Otros datos:

  • Pista más larga: 11km
  • Pista más empinada: 70%
  • Los conciertos atraen a miles de visitantes cada año
  • Snowpark con distintos niveles, desde principiante a “pro” con colchoneta hinchable para los saltos
  • Famoso por su Après Schi y su fiesta nocturna en el pueblo

Ya estamos deseando volver…