La Vuelta al Mundo – { DIARIO DE VIAJE }

Jackie Rueda es una fotógrafa que sigo desde hace tiempo. Su trabajo, su blog, y también sus cursos de fotografía. Sus fotos transmiten una paz y una ternura increíble. Me encanta como sabe emocionar y transportar con tan sólo una foto.

Sus cursos no son de técnica, te enseña “a aprender a mirar”. Después de leer sus textos y ver sus fotos, tu forma de ver a través del objetivo de la cámara cambia de forma radical. Aprender a buscar a través de tu cámara, a querer compartir aquello que ves…

Pero además de una fantástica fotógrafa y casi guia espiritual para muchos, Jackie organiza propuestas, juegos y actividades fotográficas continuamente, para despertar la imaginación, la búsqueda de esa foto que emocione… Una de esas actividades es La Vuelta al Mundo

En su grupo de Flickr propone cada mes un tema, y aficionados de todo el mundo se mueven con su cámara en busca de la foto propuesta, de ese momento o detalle… No es un concurso, ni una competición. Es una motivación para buscar, fotografiar y compartir. Y el último día de cada mes, quien tenga blog, publicarlo para mostrar todos juntos la aventura. Os invito a todos a participar, pero cuidado, Jackie Rueda engancha…

Por fin este mes he podido unirme al grupo, porque mes tras mes no he logrado hacerlo, por falta de planificación más que otra cosa, y no veáis la rabia que me ha dado. Pero este mes en tema era Diario de Viaje. Tan sólo había que buscar tus mejores fotos de viajes, aquellas que te transporten a ese momento y lugar. Y eso sí que tenía…

Os dejo las fotos con las que he participado, si os fijáis veréis que en todas ellas hay agua…

Esta la conocéis… es de este fin de semana pasado en Hallstättersee, que queríamos que no terminara nunca….

Amanece en París en diciembre. Frío, mucho frío. Y mucha felicidad también.

Å es la última letra del alfabeto escandinavo. Y también es el último pueblo de la última punta de las Islas Lofoten, en Noruega. Ver el sol de media noche fue una experiencia única. Pero las cabañas rojas de pescadores suspendidas sobre las tranquilas aguas no se quedaron atrás. Un viaje increible…

El mes que viene más…