Colgados…

Laserer Klettersteig en Gosausee

Le hemos cogido el gusto a subirnos por las paredes…

Que si, que siempre hemos estado un poco “colgados”, lo se. Pero lo de ahora es para hacernoslo mirar.

Hace unas semanas hicimos un curso de escalada en rocódromo. Tres días, 4 horas cada uno. Una paliza, pero aprendimos lo suficiente como para saber que nos ha gustado mucho, y como para poder ir solos y practicar y practicar… Todavía no hemos tenido ocasión de hacerlo, pero estamos deseando volver.

130712 ÖAV Kletterkurs

Y entre que nos animamos y nos animamos, seguimos probando las vías ferratas o Klettersteig. Una vez perdido el susto inicial, enganchan, y mucho. Además en los Alpes hay muchísimas, bien indicadas, cuidadas… se nota que está de moda cada año van abriendo nuevas vías. Además hay que aprovechar el verano, la naturaleza y los paisajes… y subirse por las paredes.

P1270175

Así que el fin de semana pasado,hicimos el Laserer alpin Klettersteig en Gosausee. El paisaje, sin palabras. Uno de los lagos más bonitos de los Alpes, volvería una y mil veces. La vía dura. 1 hora y media colgando de los hierros y el cable de acero, incluyendo un “puente” de 15m de largo.

130726 Hallstattersee - Gosau

El vértigo ya no cuenta, hace tiempo que lo perdimos. Sólo por las fotos ya habría merecido la pena, las vistas son una pasada (aunque son las mismas que se ven desde el camino…). A pesar de que las agujetas y los casi 40° nos obligaran a pasar el domingo a la sombra y a remojo, sin poder moverme…

Laserer alpin Klettersteig

En resumen, nos gustó hacerla, y mucho, pero demasiado horizontal para nuestro gusto, y demasiado hierro. Y muuuy cansada…

130726 Hallstattersee - Gosau1

Como colofón, subir a comer al lago de Hinterer Gosausee, a 1 hora y media de camino, para darnos un baño en sus aguas heladas prácticamente solos. Y heladito y cerveza fría junto a Gosausee a la vuelta… ¡no todo va a ser subir a las alturas!

Hallstättersee

Y no ha pasado una semana y ya estábamos allí otra vez. Mismo camping, en el mismo lago, Hallstättersee, al que tampoco me canso de volver. Para volver a trepar pared arriba. Esta vez Schmied Klettersteig, muy cerquita del anterior. Más suave, más vertical, más roca, lo hemos disfrutado mucho más. Eso si, las vistas nada que ver con las otras, así que hemos tenido que ir después a darnos un bañito a Gosausee para refrescarnos… cuanto sufrimiento.

130803 Klettersteig en Gosau y Obertraun

Domingo, desmontar la tienda y pequeña vía ferrata junto a Obertraun, al lado del camping. Tan sólo media hora, pero suficiente para irnos satisfechos, eso sí, tras una buena siesta y baño en el lago…

130803 Klettersteig en Gosau y Obertraun1

¿Quien me iba a decir a mi hace unos años con el vértigo que tenía, que colgarme de las paredes iba a gustarme tanto?

Anuncios

Fin de semana en Salzkammergut (cont.): Circuito de Gosaukamm

Una de las razones de esta escapada a Salzkammergut era hacer una excursión de un par de días durmiendo en un refugio. Pero no teníamos muy claro cual, después de que el más cercano al pico Hohe Dachstein estuviera lleno y además nos dijeran que sin material y buena preparación era imposible subir hasta arriba.

Finalmente la ruta elegida fue una vuelta de dos días alrededor del macizo de Gosaukamm. Todo un acierto. Gosaukamm es parte de la cordillera montañosa de Dachstein: altos picos, casi inaccesibles, de piedra caliza, la mayoría de ellos de más de 2000m, rodeados de lagos y verdes valles.

La ruta comienza cogiendo el Gosaukammbahn, que nos sube el primer tramo de 550m y facilita las cosas. Así que aparcamos, y vamos hacia el funicular cuando de pronto nos encontramos de frente el lago de Gosausee. Nos quedamos con la boca abierta.

No son las 10 de la mañana y ya hace muchísimo calor, con lo que lo único que apetece es sumergirse en esas aguas. Al fondo los altos picos de Dachstein y los glaciares. A la derecha, el macizo de Gosaukamm. Impresionante…

Nuestra ruta comienza arriba del funicular con unas vistas increíbles. Pero enseguida rodeamos la cordillera y vemos el otro valle. Las vistas, aunque menos escarpadas, preciosas también.

Tras dos horas de camino entre acantilados, bosques y piedra, llegamos a la primera parada. Los refugios de montaña en Austria no son como en España. Son hütte, casetas de madera llenas de flores, con simpáticas camareras vestidas de tirolesas sirviendo salchichas y platos varios, todos con una pinta impresionante. Y cerveza, mucha cerveza. Pero nosotros resistimos y somos fieles a nuestros bocadillos…

Estar a 1500m de altura con unas vistas maravillosas y que una banda de música, vestidos con trajes regionales se pongan a tocar haciendo resonar los trombones por todo el valle no tiene precio…

Seguimos con la ruta para subir hasta el paso de Jöchl: El camino baja hacia un circo, precioso, pero que parece no tener salida. Pero claro que la tiene, tan sólo hay que subir una de las paredes y listo…

Una vez arriba, y tras tomarnos un respiro, nos quedan algo más de 2 horas hasta el refugio de Hofpürgl Hutte, donde pasaremos la noche.

Como hemos dicho, los refugios aquí no son el mismo concepto que el que tenemos nosotros. Estos de alta montaña no son tan bonitos como las cabañas de madera, pero son edificios inmensos y preparadísimos. Hofpürgl Hutte tiene unas 20 habitaciones de 10 personas, además de una gran habitación común. Ducha caliente, baños limpios con agua corriente, moqueta, todo limpísimo, y sobretodo un gran bar con terraza, donde sirven infinidad de platos calientes y postres.

Aquí no está bien visto venir con tu camping gas: aquí se viene a disfrutar de las vistas y a comer. Pero una vez más hemos resistido, que para algo hemos cargado con el gran macuto a cuestas, que lo nuestro nos ha costado. Y aunque nos han echado fuera de la zona cercana al refugio para poder cocinar, nuestros macarrones de sobre nos han sabido a gloria.

La mañana siguiente amanece igual de soleada, y arrancamos con ganas para la gran subida que tenemos por delante. En el impresionante circo de piedra caliza no corre una gota de aire, y a las 9 de la mañana debemos estar cerca de los 30º, pero en una hora llegamos al paso de Steiglpass, a 2015 metros de altura.

A partir de aquí cambia de nuevo el paisaje: rocas y caos en un paisaje lunar, pinares junto a los picos de caliza, y pronto, vistas de nuevo al lago Gosausee, en el que termina nuestra ruta.

Este segundo día nos estaba gustando muchísimo también, pero nos estaba sabiendo a poco, y seguíamos sin saber como haríamos para ver la otra parte de la cordillera y los glaciares en un sólo día que nos quedaba antes de volver a casa. Hasta que de pronto se encendió la bombilla:

“¿Y si, como vamos a llegar abajo para la hora de comer… esta tarde en vez de ir al camping, subimos y dormimos en el refugio y mañana hacemos allí mismo una ruta?”

Y claro, a partir de ahí no hubo tregua: bajada a piñón fijo para que diera tiempo a todo, y a la 1 del medio día, estábamos comiéndonos nuestro bocadillo junto al lago…

Pero claro, otro día sin ducharnos no podíamos estar si íbamos a subir a otro refugio… nos merecíamos, al menos ¡un baño!

————-

Datos de la ruta circular en torno a Gosaukamm:

Punto de partida: Funicular Gosaukammbahn. Sube hasta los 1475m. Precio subida 8€.

Punto final: Lago Gosausee, junto al funicular.

Distancia primer día: 12,2 km
Distancia segundo día: 8,5 km

Total desnivel subida: 1231m
Total desnivel bajada: 1654m