Carnaval

Martes de carnaval, paseando junto al mar… me acordé del blog, y lo abandonado que lo tengo.

Y es que como era carnaval, el Cantábrico se había disfrazado de Mediterráneo

Y las campas se habían disfrazado de primavera

Y el Gorbea se había vestido de blanco y se asomaba más a la costa que de costumbre, para unirse a la fiesta

Y así terminaba una semana de visitas, cumpleaños, trabajo, retrasos y huelgas de aviones, lluvia y sol, comidas, planes, disfraces, risas…

Como siempre y por más que le extrañe a Samu que me de pena volver, se hace muy corto. A pesar de que sean dos días más que los que esperaba en casa. Y a pesar de que había quien no me esperaba… Zorionak aita.

Anuncios