4 días de ruta por los Dolomitas: Circuito del Sciliar y el Cantinaccio (II)

(Pincha aquí si te has perdido la primera parte de la ruta)

Día 3: del Rifugio Re Alberto al Rifugio Antermoia

Dolomitas Dia 4 - Subida al Passo Principe

La ruta del tercer día comienza volviendo sobre nuestros pasos hasta el Rifugio Passo Principe, esta vez prácticamente sólos por el fondo del valle, ya que no hace tan buen tiempo y es mucho más pronto.

La bajada por las rocas cuesta lo suyo, pero las rodillas nos aguantan sin problemas, y llegamos abajo con energía para tomar de nuevo la subida a buen paso con el fresco de la mañana.

En más o menos hora y media llegamos al Passo Principe  (2599m). Una pausa y atacamos la subida al Passo d´Antermoia (2770m), que resulta ser mucho más suave y corta de lo que parecía, a pesar de tener que cruzar un par de pequeños neveros y subir por pedreras resbaladizas.

Dolomitas Dia 4 - Passo Antermoia

Son las 11 de la manana, y después de habernos tomado nuestras pausas y hacer mil fotos, el cartel indica que el refugio (fin de la ruta de hoy) está a tan sólo 50 minutos valle abajo. 

Pero a la derecha del paso sale un camino que lleva a un pico cercano, cresteando, hasta  una cima con una cruz que promete excelentes vistas… Comprobamos el mapa, vemos que va un grupo de gente, y no nos lo pensamos. Enseguida estamos en la cima Scalieret, a 2887m, esperando que se retiren las nubes para ver todo el valle, el refugio de la noche anterior, agujas y masas de rocas por todas partes. Primer gran acierto del día.

Dolomitas Dia 4 - Passo Antermoia 2

Los macizos de roca de los Dolomitas dejan sin palabras. Puedes mirarlos una y mil veces, siempre son distintos. Las distancias engañan, en las paredes rocosas no hay referencias. Una aguja no te parece muy grande y si te fijas bien hay un pequeño puntito rojo… un escalador minúsculo. O de pronto ves una figura en una cima y descubres que está mucho más cerca de lo que parecía. Cambian los colores según pasa el día, los chillidos de las marmotas se oyen a kilómetros, las rocas engullen toda señal de móvil o GPS. Uno podría estar horas y horas mirando alrededor sin decir palabra… escuchando el silencio, el aire, viendo las nubes pasar y los paisajes cambiar…

Tras un tentempié y una bajada algo delicada pero sin problemas, retomamos el camino inicial y antes de la 1 y media estamos comiendo en el Lago d´Antermoia, a pocos metros del refugio de Antermoia (2495m). Una pena que no haga mejor tiempo: aunque el lago no es muy grande, sus aguas son transparentes y no muy frías y se puede nadar sin problemas.

Dolomitas Dia 4 - Lago Antermoia

La sorpresa que nos espera al refugio es ¡que los camareros del refugio Antermoia son catalanes! así que pasamos un buen rato charlando con Carlos, que está encantado de poder hablar algo que no sea italiano.

Dejar las cosas, café rico, algo más de charla, y en algo hay que ocupar la tarde antes de cenar… así que tomamos una ruta que sale hacia el sur del refugio, al Passo de Laussa. Segundo gran acierto del día. En poco más de una hora estamos disfrutando de otra panorámica espectacular totalmente solos en Crepes de Laussa a 2766m, salvo por una familia de gamos que anda por ahí…

Dolomitas Dia 4 - Crepes de Laussa

Bajada al refugio con la sonrisa puesta, asearnos y cena calentita, un poco más de charla, y a dormir, ¡que nos queda un último día!

Tiempo: Incluyendo la Cima Scalieret, pausas, etc. 5h 15′
Desnivel: Incluyendo la Cima Scalieret 646m ascenso / 883m de descenso
Subida a Crepes de Laussa desde el Refugio Antermoia: 1h 30′ / 270m (+bajada, unos 45′)

Día 4: del Rifugio Antermoia a Compaccio

Dolomitas Dia 4 - reflejos

Antes de comenzar la vuelta, nos acercamos hasta el lago, para verlo con la primera luz del día y maravillarnos con sus aguas como espejos y sus reflejos de otro planeta…

Ahora sí, nos despedimos de los impresionantes macizos de roca en los que no crece nada, las afiladas e infinitas agujas de distintos colores y los cortados imposibles.

Dolomitas Dia 4 - regreso

Volvemos poco a poco hacia el coche y apenas 1 kilómetro después de salir del refugio el paisaje cambia de forma radical; aunque todo el camino de vuelta seguirá siendo precioso. Praderas verdes, cabañas y vacas a lo lejos, mientras bajamos los primeros 500m hasta el paso Durón.

Dolomitas Dia 4 -

Aquí tomamos la “estrecha y salvaje ruta 555”. Así es como la define la guía. Estrecha es, salvaje no tanto. Preciosa y resbaladiza entre praderas y pinos si. Y así en más o menos hora y media llegamos abajo del valle,  donde vamos volviendo a la realidad. Ya hay cabañas, coches, y el camino sigue por una pista forestal tomando una última subida de unos 300m hasta tomar el camino n° 7, también precioso, como de cuento, que nos lleva hasta el Rifugio Mahlknechthütte, junto a praderas donde conviven las vacas y las marmotas: las verdes campas terminan junto a la inmensa mole de piedra que hemos rodeado estos 4 últimos días.

Dolomitas Dia 4 - Ruta 7

Una pausa en el refugio y ya sólo queda hora y media hasta Compaccio, por anchos y suaves caminos una vez más llenos de familias, ciclistas y paseantes. Y es que las vistas, el paisaje, invitan a recorrer esta zona a todo tipo de público.

Dolomitas Dia 4 - Alpe di Siusi

Para la vuelta a Castelrotto esta vez tomamos el funicular y después el autobús en el valle, que pasa con mucha más frecuencia. Última sorpresa del día: bajar del autobús y encontrar una fuente en mitad del pueblo para remojar los pies. Nos lo hemos ganado.

Eso, y la cerveza, y la pizza, y el capuccino, y el helado. Que para algo estamos en Italia.

Dolomitas Dia 4 - Recompensa

Tiempo: 4h 30′
Desnivel: 225m de ascenso / 890m de descenso

Datos prácticos: 

Ruta: Circuito del Sciliar y el Cantinaccio
Fuente: Trekking en los Alpes. Lonely Planet
Distancia: Unos 33km
Duración: 4 días
Dificultad: Media-alta
Alojamiento: Conviene reservar pero no suele haber problema de alojamiento en los refugios de la ruta, abiertos de abril a septiembre
Llegada: No se puede subir en coche a Compaccio a partir de las 9 de la mañana. Si se sube antes, el parking cuesta 14€ al día. Opciones: Autobús desde Castelrotto, cada hora y media. Precio 9€/trayecto (no vale I/V si no es en el día). Funicular desde Siusi: 9€/trayecto. Esta última creemos que es la mejor opción.
Agua: Hay en los refugios (en algunos no potabls, mejor llevar pastillas potabilizadoras) pero no en el camino
Comida: Los refugios ofrecen buenas comidas pero la cena de la media pensión cuesta unos 16-25€. Abundante y buena, pero nosotros preferimos llevar nuestro propio hornillo y comida (no se puede cocinar en los refugios ni en las proximidades).

Resumen: Aunque no es la ruta más conocida de los Dolomitas, es impresionante, muy muy recomendable. Es exigente pero las jornadas no son largas con lo que no resulta una paliza. Amantes de la escalada o las vías ferratas, no olvidéis el material…

Anuncios

4 días de ruta por los Dolomitas: Circuito del Sciliar y el Cantinaccio

El puente de agosto estuvimos de ruta por los Dolomitas, al norte de Italia. 4 días de ruta de refugio en refugio, con unos paisajes espectaculares, buen tiempo, no mucha paliza… fueron 4 días perfectos, os los contamos poco a poco:

Día 1: De Compaccio al Rifugio Alpe di Tires

Dolomitas Dia 1- Alpe di Siusi

Para poder comenzar la ruta pronto, el miércoles salimos de trabajar, condujimos hasta Italia y dormimos en un camping a 1 hora de Castelrotto. Aún así, el jueves arrancamos tarde, aunque con ganas. Levantarnos y desmontar el camping sin prisas, conducir hasta Castelrotto, buscar el valle hacia Compaccio… y descubrir que la carretera está cortada a partir de las 9 de la mañana. Vuelta al pueblo, buscar sitio para aparcar, la parada del bus, llegar hasta arriba… finalmente nos dan las 12 sin empezar a andar.

Pero una vez en marcha se nos quitan las penas. El camino empieza entre pastos verdes entre cabañas , con las agujas de los Alpe de Siusi de telón de fondo, por caminos serpenteantes hasta el refugio de Prossliner Schwaige (1740m).

Dolomitas Dia 1- Alpe di Siusi 2

Pausa, un tentempié, y bajamos un poco más hasta el fondo del valle (1704m) antes de empezar la subida, en cómodas zetas por toda la pared hasta el Altiplano del Monte Sciliar (2318m). Lo malo de elegir el puente del 15 de agosto para la ruta es que el camino parece una romería, pero aún así es precioso y no podemos dejar de disfrutar de las vistas. 600m de desnivel, que con la mochila pesan lo suyo, pero ir viendo como cambia el paisaje (bosque, río, pinares, árboles bajos, hasta llegar al altiplano, todo piedras y hierba) y las vistas, merece mucho la pena.

Dolomitas Dia 1- Hacia el altiplano Sciliar

Una vez arriba, descartamos acercarnos hasta el el refugio de Bolzano y subir hasta el monte Pez, ya que se nos está haciendo algo tarde (los días siguientes descubriremos que no era necesario, ya que las vistas irán mejorando cada día…). La explanada hacia el refugio Alpe di Tires, otro paisaje diferente, también precioso. Y las vistas son un pequeño adelanto de lo que nos espera los próximos días.

Dolomitas Dia 1- Hacia el Rifugio Alpe di Tires

Última bajada y llegamos al suave ascenso hasta el refugio (2440m). Ducha caliente y cena mientras se pone el sol entre impresionantes agujas de piedra…

Dolomitas Dia 1- Alpe di Tires

Tiempo: 5h 30′, pausas incluidas.
Desnivel: 957m de ascenso / 378m de descenso

Día 2: del Refugio Alpe di Tires al Refugio Re Alberto

Dolomitas Dia 2 - empezamos

Madrugamos, mochila al hombro, y comenzamos subiendo una media hora. Hasta llegar a uno de los circos más impresionantes que hemos visto nunca. Entre el Passo Molignon (2598m) y el Passo Principe (2599m) las vistas cortan las respiración. También la bajada hasta el fondo del valle… Menos mal que la subida en la ladera contraria es más suave.

Dolomitas Dia 2 - el circo

Un circo maravilloso, todo roca, todo paredes verticales, unos desniveles y un eco impresionantes… Sin palabras para describir tanta grandeza.

Como recompensa tras la subida, una pausa con vistas en el refugio Passo Principe o Grasleitenpasshütte. (Toda la ruta discurre por Bolzano o Südtirol, donde se habla tanto italiano como alemán).

Dolomitas Dia 2 - hacia Vajolet

Otro paisaje distinto, espectacular, también rodeado de agujas de roca por todas partes. Lo único malo es que si el día anterior pensábamos que había mucha gente… lo de este valle ya no tiene nombre. Familias y más familias de italianos ruidosos resoplando camino arriba…

Así que entre la gente que sube, nosotros bajamos por el ancho camino hasta el refugio Valjoret (2243m) y sus hordas de gente comiendo el bocadillo.

Tras una pequeña pausa arrancamos con energía la última subida hasta el Rifugio Re Alberto (2621m). Dura pero preciosa subida casi a cuatro patas por las rocas, con las interminables agujas de la Torri del Valjoret a un lado y la mole del Cantinaccio al otro. Una hora después llegamos al refugio Re Alberto, donde pasaremos la noche, que está en un entorno privilegiado. 

Dolomitas Dia 2 - la subida

Mucha gente baja de las vías ferratas, o se prepara para escalas una de las muchas vias de la Torre del Valjoret, y nos ponen los dientes largos: la próxima vez volvemos con arnés.

Dolomitas Dia 2 - rifugio re Alberto

Después de comer y descansar un rato, una última subida hasta el refugio Passo Santner (2741m), del que dicen tiene una de las mejores localizaciones de los Dolomitas. Pero el diminuto refugio está cerrado y la niebla lo envuelve todo, así que tras un paseo y pasar un poco de frío, volvemos a nuestro refugio. Ducha caliente, un Bombardino para entrar en calor, partidas de parchís…

Como hemos traído nuestro hornillo para hacernos las cenas en vez de cenar en los refugios, salimos de nuevo a la calle bien abrigados. Y vemos que los últimos rayos de sol dan arriba, en el Passo Santner, así que decidimos darle otra oportunidad, ya que dentro del circo ya da la sombra y hace frío…

Que gran acierto. El Passo Santner ciertamente está en un lugar único. Las nubes han desaparecido y tenemos ante nosotros un valle impresionante, las caídas verticales del Cantinaccio, una temperatura estupenda y todo para nosotros solos, ya que todo el mundo está cenando en el refugio. Más de dos horas al sol, cenando, contemplando, disfrutando embobados del paisaje…

Dolomitas Dia 2 - Passo Santner

Pero es volver a darse la vuelta hacia el circo y otra vez queda uno embobado ante las agujas de roca del Valjoret… ¿A dónde mirar?

Dolomitas Dia 2 - Refugio Re Alberto

Tiempo: 5h (+20 minutos cada subida al passo Santner)
Desnivel: 785m de ascenso y 606m de descenso (+- 120m cada subida al passo Santner)

(sigue… pincha aquí)

Colgados…

Laserer Klettersteig en Gosausee

Le hemos cogido el gusto a subirnos por las paredes…

Que si, que siempre hemos estado un poco “colgados”, lo se. Pero lo de ahora es para hacernoslo mirar.

Hace unas semanas hicimos un curso de escalada en rocódromo. Tres días, 4 horas cada uno. Una paliza, pero aprendimos lo suficiente como para saber que nos ha gustado mucho, y como para poder ir solos y practicar y practicar… Todavía no hemos tenido ocasión de hacerlo, pero estamos deseando volver.

130712 ÖAV Kletterkurs

Y entre que nos animamos y nos animamos, seguimos probando las vías ferratas o Klettersteig. Una vez perdido el susto inicial, enganchan, y mucho. Además en los Alpes hay muchísimas, bien indicadas, cuidadas… se nota que está de moda cada año van abriendo nuevas vías. Además hay que aprovechar el verano, la naturaleza y los paisajes… y subirse por las paredes.

P1270175

Así que el fin de semana pasado,hicimos el Laserer alpin Klettersteig en Gosausee. El paisaje, sin palabras. Uno de los lagos más bonitos de los Alpes, volvería una y mil veces. La vía dura. 1 hora y media colgando de los hierros y el cable de acero, incluyendo un “puente” de 15m de largo.

130726 Hallstattersee - Gosau

El vértigo ya no cuenta, hace tiempo que lo perdimos. Sólo por las fotos ya habría merecido la pena, las vistas son una pasada (aunque son las mismas que se ven desde el camino…). A pesar de que las agujetas y los casi 40° nos obligaran a pasar el domingo a la sombra y a remojo, sin poder moverme…

Laserer alpin Klettersteig

En resumen, nos gustó hacerla, y mucho, pero demasiado horizontal para nuestro gusto, y demasiado hierro. Y muuuy cansada…

130726 Hallstattersee - Gosau1

Como colofón, subir a comer al lago de Hinterer Gosausee, a 1 hora y media de camino, para darnos un baño en sus aguas heladas prácticamente solos. Y heladito y cerveza fría junto a Gosausee a la vuelta… ¡no todo va a ser subir a las alturas!

Hallstättersee

Y no ha pasado una semana y ya estábamos allí otra vez. Mismo camping, en el mismo lago, Hallstättersee, al que tampoco me canso de volver. Para volver a trepar pared arriba. Esta vez Schmied Klettersteig, muy cerquita del anterior. Más suave, más vertical, más roca, lo hemos disfrutado mucho más. Eso si, las vistas nada que ver con las otras, así que hemos tenido que ir después a darnos un bañito a Gosausee para refrescarnos… cuanto sufrimiento.

130803 Klettersteig en Gosau y Obertraun

Domingo, desmontar la tienda y pequeña vía ferrata junto a Obertraun, al lado del camping. Tan sólo media hora, pero suficiente para irnos satisfechos, eso sí, tras una buena siesta y baño en el lago…

130803 Klettersteig en Gosau y Obertraun1

¿Quien me iba a decir a mi hace unos años con el vértigo que tenía, que colgarme de las paredes iba a gustarme tanto?

Alpinismo en el glaciar de Dachstein

P1070282

Junio ha sido un mes de contrastes. Empezó, como os contaba en el post anterior, con las mayores inundaciones de los últimos 500 años (si, siguió subiendo desde que hicimos las fotos, y mucho). Luego llegó una ola de calor en la que se batieron todos los récords, alcanzando los 38,5º nunca antes registrados. Y para terminar, nevadas inusuales para esta época, que volvieron a cubrir las cumbres de blanco.

¿Y como terminamos nosotros junio? Pues en la nieve, no podía ser de otra manera diréis. Pues no lo teníamos planeado… nos habíamos inscrito en un curso de Alpinismo en el glaciar de Dachstein con el Österreichischer Alpinverein, la federación austriaca de montaña. La idea era hacer vías ferratas, aprender técnicas de andar en un glaciar… pero el programa tuvo que ir reinventándose por el tiempo, y la nieve.

La nieve no nos dejó ver el glaciar. Es como aquello de que “los árboles no te dejan ver el bosque” pero de verdad. Un glaciar en verano no debería ser nieve. Es hielo, grietas, desniveles, agua… Nosotros vimos nieve y más nieve. Y cuando veíamos, porque a veces no se podía ver si al compañero de delante…

hochtour

El sábado mejoró un poco el tiempo y lo aprovechamos muchísimo. Aprendimos de nudos, de cuerdas, de rescate, a trepar por las rocas con y sin crampones (si, ¡se pueden usar los crampones en roca!), de ferratas, rapelar… un fin de semana muy interesante. A pesar de los problemas idiomáticos de alguno…

hochtour-001

Conocimos además a gente muy simpática, y estuvimos alojados en uno de los refugios más populares de esta zona de los Alpes, Simonyhütte. El tema de los refugios en Austria merece capítulo aparte. No tiene nada que ver con el concepto que tenemos en España o Francia. Los hay más preparados, con duchas, habitaciones individuales, etc… y otros menos. Pero en todos tienen bar con servicio todo el día, pasteles recién hechos todo el tiempo, cerveza y más cerveza, y en la mayoría de ellos, comida a la carta. En otros como este que estuvimos nosotros, el menú de la cena es cerrado. Pero tres platos contundentes y elaborados (crema de zanahorias, carne en salsa de setas con pasta y macedonia, o sopa de frittaten, tiroler knodel y mousse de chocolate…).

El domingo otra vez de vuelta, 4 horas en la nieve con visibilidad nula… pero el recuerdo del fin de semana es estupendo. Una nueva experiencia, muchas lecciones aprendidas y ¡muchas ganas de practicar en la montaña!

SAMSUNG

(Tranquilos que el verano está aquí, ya nos hemos ido de camping, a nadar, nos estamos atiborrando a helados (como si fuéramos austriacos) y tenemos muchos muchos planes sin nieve)

Hochwasser en Linz

hochwasser Linz

… que el Danubio que desborda, vamos.

Y nosotros que podíamos estar tan calentitos en casa tenemos que salir corriendo a verlo…

Danubio desbordado

Medio Austria está inundado. Llueve, llueve y llueve. Y los ríos suben, claro. El Donau, el Danubio, de momento, lleva unos 3,5m más de agua de lo que debería.

hochwasser Linz 3

La impresión que nos ha dado es que están preparadísimos de cara a los Hochwasser (inundaciones). No en vano llevan siglos construyendo en las riberas de los ríos y los lagos… A primera hora de la mañana ya se habían llevado los coches de los aparcamientos, y han montado unos muros de contención impresionantes.

hochwasser Linz 2

Nosotros por nuestra parte, nos hemos empapado a base de bien. Pero ¿que mejor manera de pasar una mañana de domingo?

…Primavera… ¿dónde estás?

Del invierno a la primavera

Öztal

…Y entonces pasamos de disfrutar del último día de invierno al primero de primavera.

Ya que parecía que no íbamos a poder esquiar, decidimos volver poco a poco hacia Linz, parando por el camino en todos los pueblos que se pusieran en nuestro camino.

Comenzamos por el Valle de Ötz – Öztal. Aunque nos quedó la espinita de verlo en verano, con la cascada más larga del Tirol, el poblado de los Ötzi (una cultura de la edad de hielo que vivió en este valle) y todas las excursiones que promete, pudimos disfrutarlo un poco.

Öztal

Tras parar en alguno de los pueblos de camino y pasear un poco, decidimos acercarnos hasta la cascada de Stuibenfall. Como el tiempo no estaba muy estable, en vez del camino de uno 40minutos desde el parking cogimos una carretera que llevaba a un mirador. Subimos y subimos y subimos. Hasta que llegamos justo a la altura donde comenzaban las nubes. Justo ahí estaba el mirador. Se oía la cascada, pero no se veía nada. 20m más abajo no había niebla, pero no había ningún camino intermedio… otra vez será.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl1-001 copy

La siguiente parada fue Ötz, dicen que el pueblo más bonito del valle. Lo es, y es una delicia pasear por sus calles. Pero más aún servir la primavera vibrar. Hubo un momento en el que sólo se oían las ovejas, los riachuelos, las campanas de los pueblos y miles de pajaritos. Olor a flores, a hierba mojada y a chimenea… un momento de esos que quisieras congelar y llevar contigo…

Innsbruck
Ya de vuelta a la realidad, fue un placer redescubrir Innsbruck, capital del Tirol. Rodeado de montañas, tiene un casco antiguo precioso. Pero también mucha vida, bares y restaurantes modernos, muchísimas tiendas de diseño, mezcladas con las pastelerías y cafés tradicionales. Samu se quería quedar a vivir allí (hay un remonte para esquiar desde la propia ciudad) pero había que seguir el camino.

Innsbruck 2A tan sólo 8 kilómetros de Innsbruck está Hall. El descubrimiento del día. Un pueblo encantador donde cada callecita es preciosa, donde pasear mirando para arriba, sin poder parar de hacer fotos. Sus calles además esconden mucha historia: En el siglo XV era una ciudad muy rica gracias al oro y la plata, lo que se refleja en los edificios, tanto los públicos como el ayuntamiento o el castillo, como en los caserones casi ocultos en las callecitas del centro.

Hall in Tirol 3

El castillo fue además casa de la moneda durante más de 300 años, y aquí se acuñaron los primeros Thalers de plata, las monedas que darían origen al dólar.

Hall in Tirol

Hall in Tirol 2

Cerrando la temporada de esquí en Sölden

Teníamos pendiente contaros nuestro último fin de semana de nieve.

Cuando Samu organizó la temporada, se le fue un poco la mano y planificó una última escapada para un fin de semana largo a finales de abril. Así que nos fuimos a Sölden el 20 de abril, muy contentos porque según las previsiones estaban prácticamente todas las pistas abiertas. Se nos hacía un poco raro, ya que durante la semana anterior en el resto de Austria habíamos tenido un adelanto de primavera con temperaturas de casi 30°, pero allí que nos fuimos.

Tras toda la tarde del viernes lloviendo, por la noche se puso a nevar. Y nevó y nevó y nevó. Amanecimos el sábado con unos 20 cm de nieve en el valle, donde el día anterior no había ni gota. Y seguía nevando.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl copy

La estación estaba prácticamente cerrada, así que pasamos la mañana desayunando tranquilamente, descansando, paseando… y después de comer subimos un par de horas a ver si se podía esquiar algo. No se veía absolutamente nada. Y cuando digo nada es nada. Nos íbamos dejando resbalar despacito por un paquetón de nieve impresionante intentando encontrar el siguiente palo que delimitara las pistas… Al final, ya abajo casi en el valle se veía algo más y pudimos disfrutar un poco más, pero poca cosa.

Así que tuvimos que sacrificarnos y pasar el resto de la tarde en un spa. Han construído uno enorme y muy moderno en Lägenfeld a tan sólo 10km de Sölden. Pero con la estancia en el hotel teníamos entrada gratis al del pueblo, más pequeño, así que lo quisimos aprovechar. Y fue más que suficiente: piscina con chorritos varios, gran zona de saunas…

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl1 copy

El domingo hacía algo mejor tiempo, así que fuimos a esquiar a la zona de Obergurgl. Samu tenía muchas ganas, ya que estuvo el verano pasado un mes entero en un seminario en este pueblo, el más alto de todo Austria. Como estación está bien, aunque sin ser espectacular. Aún así pudimos disfrutar de un buen día de esquí con mucha nieve primavera, las pistas casi para nosotros solos y un tiempo más que aceptable.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl2 copy

Paseíto por el pueblo, muchas recuerdos de Samu, cervecita en una terraza al sol y de vuelta a Sölden, ya que Obergurgl estaba cerrando la temporada esa semana y no había prácticamente nada abierto.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl3 copy

Y que le vamos a hacer si tenemos que repetir spa y buscar la mejor pizzería de Sölden para cenar… que vida tan dura.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl4 copy

Y así, resignados pero contentos tras un buen día de nieve, terminamos nuestra temporada de esquí 2012-2013. Aunque el lunes seguíamos por allí, las estaciones casi no abrieron: las altas temperaturas y la mucha nieve caída el fin de semana hacían que hubiera mucho peligro de avalanchas, de manera que estaban casi todas las pistas cerradas.

Así que decidimos volver poco a poco a casa, parando en distintos pueblos del Tirol, disfrutando del comienzo de la primavera… pero mejor os lo cuento otro día.