Del invierno a la primavera

Öztal

…Y entonces pasamos de disfrutar del último día de invierno al primero de primavera.

Ya que parecía que no íbamos a poder esquiar, decidimos volver poco a poco hacia Linz, parando por el camino en todos los pueblos que se pusieran en nuestro camino.

Comenzamos por el Valle de Ötz – Öztal. Aunque nos quedó la espinita de verlo en verano, con la cascada más larga del Tirol, el poblado de los Ötzi (una cultura de la edad de hielo que vivió en este valle) y todas las excursiones que promete, pudimos disfrutarlo un poco.

Öztal

Tras parar en alguno de los pueblos de camino y pasear un poco, decidimos acercarnos hasta la cascada de Stuibenfall. Como el tiempo no estaba muy estable, en vez del camino de uno 40minutos desde el parking cogimos una carretera que llevaba a un mirador. Subimos y subimos y subimos. Hasta que llegamos justo a la altura donde comenzaban las nubes. Justo ahí estaba el mirador. Se oía la cascada, pero no se veía nada. 20m más abajo no había niebla, pero no había ningún camino intermedio… otra vez será.

130419 Öztal, Sölden - Obergurgl1-001 copy

La siguiente parada fue Ötz, dicen que el pueblo más bonito del valle. Lo es, y es una delicia pasear por sus calles. Pero más aún servir la primavera vibrar. Hubo un momento en el que sólo se oían las ovejas, los riachuelos, las campanas de los pueblos y miles de pajaritos. Olor a flores, a hierba mojada y a chimenea… un momento de esos que quisieras congelar y llevar contigo…

Innsbruck
Ya de vuelta a la realidad, fue un placer redescubrir Innsbruck, capital del Tirol. Rodeado de montañas, tiene un casco antiguo precioso. Pero también mucha vida, bares y restaurantes modernos, muchísimas tiendas de diseño, mezcladas con las pastelerías y cafés tradicionales. Samu se quería quedar a vivir allí (hay un remonte para esquiar desde la propia ciudad) pero había que seguir el camino.

Innsbruck 2A tan sólo 8 kilómetros de Innsbruck está Hall. El descubrimiento del día. Un pueblo encantador donde cada callecita es preciosa, donde pasear mirando para arriba, sin poder parar de hacer fotos. Sus calles además esconden mucha historia: En el siglo XV era una ciudad muy rica gracias al oro y la plata, lo que se refleja en los edificios, tanto los públicos como el ayuntamiento o el castillo, como en los caserones casi ocultos en las callecitas del centro.

Hall in Tirol 3

El castillo fue además casa de la moneda durante más de 300 años, y aquí se acuñaron los primeros Thalers de plata, las monedas que darían origen al dólar.

Hall in Tirol

Hall in Tirol 2

Anuncios

¿Nos dejas un comentario? ¡Nos encanta saber lo que te ha parecido!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s