Cafe Central de Viena

Hace tiempo os enseñé un vídeo muy bonito sobre los cafes típicos de Viena. La verdad es que transmite muy bien la esencia de lo que es, pero para vivirlo hay que estar aquí.

Lo mejor es en invierno, cuando fuera nieva y es de noche, y tan sólo quieres tomar un cafe muy caliente con un buen trozo de pastel. Pero ahora que hace calor… tampoco están nada mal.

El viernes pasado, con varias escusas por medio, como que Ana Laura se iba a México, que una amiga de Laura estaba de visita, que Rossana se va el fin de semana a Italia, que si es viernes y no tenemos clase… la cosa es que nos juntamos a desayunar en el Cafe Central.

Nos habría valido un sitio menos caro, menos ostentoso, menos turístico… pero habríamos encontrado escusas para decidirnos por este, así que ni siquiera las buscamos.

En realidad, a pesar de ser el más turístico, también es el más auténtico. Entre guiris y curiosos haciendo fotos, encuentras señoras mayores tomando su café y su porción de tarta. Señores leyendo el periódico toda la mañana… y es que aquí (en cualquier Cafe de Viena) el café te cuesta 4€, pero la idea es tomartelo muuuuuy tranquilamente, disfrutar de tu espacio, de tu café, de tu tranquilidad… y pasar la tarde o la mañana.

Será auténtico cuando antes de Navidad cuando estuvieron mis padres aquí, encontramos que estaba el presidente de la República (con su parafernalia alrededor) tomando café!

La barra de tartas es espectacular. Todas las que he probado están simplemente perfectas. La de frambuesas y yogurt con base de semillas de amapola que pedí en mi cumple, el Struddel que se pidió Susi. El mousse de chocolate blanco y frambuesa que compartimos Laura y yo la otra vez, o la de naranja que pidió Alina, o la “bomba” de chocolate… (que conste que de todas estas, mías eran sólo 2, y eran a medias…).

Pero esta vez me apeteció más desayuno salado, “tradicional vienés”. Café, croissant, semmel (panecillo típico) con mantequilla y mermelada, y huevo duro. No está mal. Y con el precio que tiene todo aquí (café unos 4€), el precio del desayuno, 6’90€, ¡me pareció estupendo!

Un desayuno así no es para todos los días, pero el Cafe Central es un imprescindible en Viena… ¿Venís a descubrirlo?

Anuncios

2 pensamientos en “Cafe Central de Viena

  1. Pingback: Trzesniewski, pequeños panecillos en Viena | Rumbo a Viena

¿Nos dejas un comentario? ¡Nos encanta saber lo que te ha parecido!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s