Otoño en Viena a pedales

Después de un montón de días nublados y grises, ayer Viena amaneció radiante. Teníamos clase de alemán a las 9, y habíamos madrugado para ir al registro (otro día os hablará Samu de los trámites…). Y viendo el sol, Samu consiguió hacerme vencer la pereza y el fresquete mañananero y coger una bici para ir hasta la uni.

Y no veáis que bonito estaba todo y cómo lo disfrutamos… el camino eran unos 20 minutos junto al río, y aunque llegamos un poco justos de tiempo y acalorados, mereció muchísimo la pena.

Tanto, que al salir de clase me fui a casa, hice un par de cositas que tenía pendientes y salí pitando a por una bici para ver el Prater con los colores de  otoño.

Las fotos no hacen justicia de lo precioso que estaba. Fresco, pero lo justo como para poder  quitarme el gorro en cuanto empecé a moverme con la bici. Aire, lo justo para que removiera todas las hojas del suelo e hiciera caer las de los árboles, sin llegar a ser molesto. Gente de todas las edades paseando, haciendo ejercicio (si, vi corriendo a señores ¡y señoras! de más de 70 años…)

Una gozada.

Anuncios

Un pensamiento en “Otoño en Viena a pedales

  1. que pasada!!!! no se si son las fotos, pero hay una luz diferente no?? perfecta estampa otoñal, solo que me da la sensación de un frio en la cara….jejjej supongo que es lo que me transmiten las fotos!!!!

    disfrutad estos dias de sol!!!

¿Nos dejas un comentario? ¡Nos encanta saber lo que te ha parecido!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s